Cloudcomputing para despachos, modelos de servicio en la nube

datacenter

 

El sector legal se ha encontrado históricamente a sí mismo como uno de los últimos en adoptar e incorporar las nuevas soluciones y herramientas tecnológicas, padeciendo con ello un cierto ludismo en la relación de su actividad con la innovación tecnológica. Esta situación se ha venido dando posiblemente por una cierta cautela en muchos casos, sumado al desconocimiento y también porque su posicionamiento en el mercado y su relación con el cliente no le obligaba ni motivaba a realizar dicha adopción. De ahí que los abogados hayan sido seguidores de tendencias tecnológicas en vez de estar a la cabeza de los cambios para la mejora de sus servicios profesionales.

Pero esta situación ha cambiado. Ya hoy en día y cada vez más en los próximos años, el sector estará condicionado por el desarrollo tecnológico y las tecnologías de la información (IT), de modo que es obligado saber que la movilidad, la personalización, la comunicación y la facilidad de uso son aspectos fundamentales a la hora de buscar el modo de gestionar y por tanto desarrollar la profesión, y esto incluye el uso de soluciones en nube, el uso de herramientas de social media y analítica, además de funciones personalizadas y entornos colaborativos para la gestión del conocimiento. Aunque nos iremos ocupando de todo ello, hoy me centraré en poder hacer entender un poco mejor cuáles son los modelos de implantación y servicios de la nube para la empresa.

Modelos de implementación en la nube

Hay cuatro modelos que englobarían la forma de preparar el cloud o nube de computación donde gestionar nuestra información y la de nuestros clientes.

  1. Nubes privadas: son las que operan exclusivamente para una organización. Pueden ser gestionadas por la propia organización o por un tercero, y pueden existir en las instalaciones o fuera de ellas. Esta es en principio la nube que ofrece mayor garantía y seguridad, y de cara al cliente el ser capaz de gestionar este tipo de modelo puede ser atractivo.
  2. Nubes públicas: son las que están abiertas al público en general o a un grupo industrial importante y son propiedad de un proveedor de servicios en la nube que las ofrece y que también se encarga de gestionarlas.
  3. Nubes híbridas: estas combinan dos o más nubes – privadas o públicas – que conservan su entidad única, pero están unidas por una tecnología que permite la portabilidad de datos y de aplicaciones. Se usan estas soluciones cuando la parte pública se relaciona con los clientes pero la información se guarda en nubes privadas.
  4. Nubes de comunidad: son las que ofrecen una infraestructura compartida por varias organizaciones y que sirve de base para una comunidad especifica. Pueden ser gestionadas por las organizaciones o un tercero y pueden existir como las privadas en las instalaciones o fuera de ellas. Por ejemplo, una nube de este tipo puede pertenecer a un gobierno y sus funcionarios.

cloud_stack

Modelos de servicio: IaaS, PaaS y SaaS

Los servicios más conocidos en la nube son los servicios que ofrecen sus infraestructuras, sus plataformas o sus softwares. Veamos cuáles son las diferencias.

  • La Infraestructura como servicio o Insfrastructure-as-a-Service (IaaS): de los tres servicios es la capa más baja, proporcionando a los usuarios procesamiento, almacenamiento, redes y otros recursos como servidores virtuales. El usuario no gestiona ni controla la infraestructura, pero tiene control sobre los sistemas operativos y aplicaciones de control de los mismos. El ejemplo más conocido es Amazon.
  • La plataforma como servicio o Platform-as-a-Service (PaaS): en una capa intermedia de los servicios, permite a los usuarios implementar aplicaciones desarrolladas utilizando determinadas herramientas de programación en la infraestructura de la nube, que ofrece el sistema operativo. El usuario no gestiona ni controla la infraestructura, pero tiene control sobre las aplicaciones implementadas. Ejemplos comerciales de este tipo de servicios son Azure de Microsoft o Salesforce.
  • El software como servicio o Software-as-a-Service (SaaS): permite a los usuarios acceder a las aplicaciones que se ejecutan en una infraestructura en nube desde varios dispositivos de usuario final (por lo general a través de un navegador web). El usuario no gestiona ni controla la infraestructura subyacente en nube ni capacidades de aplicaciones individuales a excepción de determinadas configuraciones de aplicación especificas de usuarios. Un ejemplo muy claro es Google Docs.

La nube no es una transformación instantánea ni simple, pero puede ir adoptándose de forma controlada. Irá abarcando nuevas tecnologías, nuevos servicios y modelos de implementación, y nuevas habilidades y procesos de IT. La migración de aplicaciones a la nube es un verdadero desafío, pero en mi opinión las plataformas ya existentes, podrán coexistir con las implementaciones en la nube.

Teniendo en cuenta todo este tipo de implantaciones y servicios, se requeriría el análisis de la situación de cada bufete para saber cuál sería la mejor opción en cada caso y dotar a la empresa del mejor servicio de gestión y eficacia para mejor servicio al cliente. Dependerá mucho de la naturaleza de cada despacho, si se trata de uno de nueva creación o si ya cuenta con unos años de vida y tiene una estructura ya montada en las propias oficinas, o si por ejemplo existen miembros del despacho que trabajan y se comunican trabajando en remoto o en la propia oficina.

¿Cuál es la situación de tu Despacho?

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s